Todo sobre Frank Body, el exfoliante australiano de los 20 millones de dólares

Fundado en Melbourne en 2013, Frank Body es una marca de cosmética natural australiana que factura más de 20 millones de dólares anualmente vendiendo exfoliantes naturales hechos con café. La historia empezó en una de las varias cafeterías que regenta el co-fundador Steve Rowley, le llamó la atención que varias clientas le venían a pedir los restos del café molido que habían usado durante el día. Al indagar un poco más sobre el tema se enteró de que aquellas mujeres usaban el café molido para exfoliarse el cuerpo.

Bree Johnson, la novia de Steve y una amiga de ésta Jess Hatzis (los tres acabaron fundando la empresa) empezaron a probarlo en sus propias pieles y se dieron cuenta de que el exfoliante natural de café era una maravilla y dejaba la piel súper suave. Así que con 5.000 dólares fundaron la empresa y empezaron a vender online un único producto, el exfoliante corporal de café. Al carecer de presupuesto de marketing se centraron en Instagram y convencieron a sus clientas para que publicasen fotos de ellas embadurnadas de café molido. La estrategia UGC (User Generated Content) generó más de 100.000 imágenes con los hashtags #letsbefrank y #thefrankeffect. La propuesta tuvo tanto éxito que el resto es historia.

Actualmente, la marca de cosmética australiana Frank Body comercializa una línea completa de exfoliantes corporales, faciales así como productos hidratantes. Todos sus productos para el cuidado de la piel son naturales, están hechos en Australia, no contienen ingredientes tóxicos sólo llevan ingredientes naturales y no están testados en animales (son cruelty-free). Sus productos se exportan a 149 países y facturan más de 20 millones, un gran éxito teniendo en cuenta sus humildes comienzos cuando fabricaban ellos mismos a mano su producto estrella.

 

El producto original con el que se lanzó esta marca de cosmética natural australiana.

Original Coffee Scrub de Fank Body

Es el producto original con el que se lanzaron al mercado. Contiene una mezcla natural de cafés, aceites y vitaminas que te darán la mejor experiencia de exfoliación de tu vida y dirás adiós a la piel seca para siempre. El paquete contiene 200gr y se vende por 16,95 euros.

El café estimula la circulación sanguínea y promueve la producción de colágeno a la vez que exfolia la piel muerta.

Utiliza el exfoliante 2 veces por semana para mantener la piel suave. Incrementa la frecuencia a 3 veces por semana si notas granitos, bultitos a cicatrices en la piel.

Los ingredientes naturales le dan un aroma a un “orange mocha frapuccino”.

Es un producto natural, vegano y cruelty-free. No contiene microperlas como muchos otros scrubs o exfoliantes; las microperlas no se deshacen, acaban en el océano y son ingeridas por los peces.

 

Exfoliante facial a base de café molido, de Frank Body.

Creamy Face Scrub

Es un exfoliador facial que contiene una mezcla de cafés, bamboo y almendras para acabar con la piel seca, ayudando a reducir las cicatrices, la pigmentación y dejarte el rostro luminoso y fresco. Tiene un precio de 21,95 euros.

La moledura del grano de café es súper fina, mucho más que para los cafés expresso, lo que te permite controlar la intensidad de la exfoliación a diferencia de los exfoliantes químicos.

El maquillaje sienta mejor en la piel suave. Sólo ingredientes naturales, nada de tóxicos. Contiene café robusta que ha sido tostada y molida, arcilla blanca, aceite de rosa mosqueta, aceite de coco, aceite de almendra y aceite de semilla de uva.

La arcilla tiene efecto detox y ayuda a eliminar las células muertas de la piel. El aceite de rosa mosqueta reduce las cicatrices. Los otros aceites aportan vitaminas A, E y D para hidratar la piel sin taponar los poros (no comedogénica).

 

Glow Mask es una mascarilla facial australiana hecha con ingredientes naturales.

Glow Mask

Este es un producto para el rostro cansado que elimina los signos de no haber dormido en toda la noche. Un extra de cafeína y un extra de hidratación se combinan para aportar un extra de vida a la piel, iluminándola y reafirmándola. Y lo mejor de todo es que sólo necesitas 5 minutos para volver a estar como nueva. Tiene un precio de 21,95 euros.

La principal causa de los brotes es la deshidratación, aportar humectantes suficientes a la piel es clave prar prevenirlos.

Contiene aceite del grano de café arabica, manteca de cacao, manteca de karité, extracto de la baya de goji, aceites de la semilla de arándano y frambuesa.

Todos estos cosméticos naturales australianos se pueden comprar en la tienda oficial de Frankbody.com